Sequia

A mediados de Julio de este año, cumplíamos el primer año como asociación legalmente fundada, muy a nuestro pesar ha sido un año de sequía, lo encaramos con muchos ánimos y fuerza, pero lamentablemente no hemos podido hacer ni el 1% de todo lo que hubiéramos deseado.

Sin duda, sigue sin ser este el momento de las personas y mucho menos de los perros.

Quizá por eso también, esta web se ha visto un poco descolgada, aunque esperamos poder retomar todo con más fuerza, después del verano.

Aun así no cesamos en nuestro empeño, y creemos que si no ha sido el primero, será el segundo año cuando podamos apreciar más claramente todos nuestros progresos.

A modo de resumen, en este año hemos conseguido recuperar 5 perros que de otra forma hubieran visto sus días “contados”. Uno de ellos se ha convertido en perro un de TAA un tanto especial, más bien un perro de servicio, proporcionando compañía y “calor” a una persona que antes estaba sola y que gracias a Rufo, ahora disfruta bastante más su día a día y se ve con fuerzas para salir cada día a la calle.

Hemos participado en varias charlas y talleres de concienciación sobre la educación canina.

Hemos educado a más de 20 perros y sus correspondientes dueños, sobre las necesidades de estos y les hemos ayudado a comprenderse mejor mutuamente.

También hemos realizamos varias sesiones de TAA con grupos de mayores, que además “se lo pasaron bomba”, recordando como se lo pasaban con sus perros cuando eran más jóvenes. Desde luego, alguno de sus relatos son dignos de aparecer en un libro y nos demuestra que la sensibilidad de las personas hacia los animales, no es algo nuevo o que esté de moda.

Como gran suspenso y con un gran pesar por nuestra parte, nos quedamos con la imposibilidad de tener nuestro propio centro. Ese centro nos permitirá ayudar a muchas más personas y muchos más perros. Falto muy poco para conseguirlo, pero la falta de recursos y ayuda, por parte de organismos, empresas y otras instituciones es lo que de momento nos hace seguir “trabajando” como hasta ahora, gracias a varias casas de ayuda y realizando muchas menos intervenciones asistidas con animales de las que querríamos, pero lamentablemente, nuestros perros tienen que comer, ir al veterinario, les tenemos que llevar, pagar sus gastos, tasas, seguros, y un largo etc.

De todas formas, nos hemos propuesto seguir ayudando en la medida de nuestras posibilidades y tratar de conseguir los apoyos económicos suficientes que permitan la apertura de nuestro centro canino de actividades e intervenciones asistidas con animales, si crees que puedes ayudarnos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros (clic aquí).

CITOS.ORG
Asociación Canina Citos
Fomento de Actividades Caninas y humanas